Febrero 23, 2018

Aumento en las matrículas: antidemocrático y ¿justificado?

for-profit-private-schools_jpg_800x1000_q100-1

OCE Universidad Pontifica Bolivariana – Medellín

El incremento en el costo de las matrículas y derechos pecuniarios en la Universidad Pontificia Bolivariana para el año 2016, ha causado preocupación en la comunidad estudiantil, quienes advertimos la poca claridad y falta de participación que tenemos en los espacios de decisión de la institución ¿Considera éste aumento la realidad económica y social de nuestras familias?  ¿Participan realmente los estudiantes en la construcción de universidad? En la UPB no hay elección directa de representantes estudiantiles a órganos como el Concejo Académico o el Concejo Directivo, máximo órgano de decisión en la universidad. Tampoco se brinda clara información sobre los procesos de elección que se efectúan en la universidad.

Con la noticia del incremento en del 8.1% en promedio, y en algunos casos de más del 10% del costo de la matrícula, comenzamos un nuevo semestre los más de 14.500 estudiantes que cursamos nuestros estudios en la UPB. Las nuevas tarifas superan en casi 3.8%[1] el incremento del IPC, por lo que incrementa el gasto real de las familias que cada vez pagan más salarios mínimos por la educación de sus hijos, muchas de las cuales ya se ven obligadas a endeudarse para poder costear los altos costos de ella. Además del aumento de las matrículas, también se refleja un aumento en gastos como derechos de grado, carnetización, supletorios, entre otros servicios.

Es importante resaltar el reiterado empeoramiento de las condiciones económicas que vive nuestro país, que por supuesto, afectan también a la gran mayoría de la comunidad bolivariana y que, sumado al elevado costo de las matrículas, influye negativamente en el desarrollo integral de las actividades dentro de la universidad, además de poner en peligro la permanencia de gran parte de los estudiantes en la educación.

No podemos dejar de advertir sobre las condiciones materiales de nuestra Alma Mater. Algunas facultades no tienen los laboratorios necesarios para la investigación o no brindan acceso a materiales necesarios para el correcto desarrollo académico (como el caso de Arquitectura). Es importante una adecuada inversión en infraestructura física, el fortalecimiento de los programas y la formación profesoral que realiza la universidad, ya que son pilares fundamentales para lograr ser una universidad de alta calidad tal como todos queremos. Y se debe avanzar en ello teniendo en cuenta la estabilidad económica de los estudiantes y sus familias, pues finalmente este es el alma y la base de cualquier institución educativa.

En conclusión, hacemos un llamado a las directivas para que se brinde información concreta y verificable, con la cual se pueda realizar un verdadero diagnóstico de la situación general de la universidad y elaborar propuestas que contribuyan a la mejora de los problemas existentes. Además de esto solicitamos que se brinden los mecanismos democráticos para una verdadera participación de los estudiantes en los diferentes órganos decisorios. Hacemos un llamado a la organización y discusión entre los estudiantes bolivarianos delo que aquí exponemos, en defensa de una educación de calidad, científica e incluyente, con debate democrático, civilizado, en medio de una saludable lucha de ideas.

Medellín, julio 24 de 2016.

OCE – UPB

[1] Para la fecha de corte (1 de noviembre de 2015) era del 5.89% según Justificación de los derechos pecuniarios.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *