Agosto 18, 2017

CON LOS MEGA-COLEGIOS SE PRIVATIZA LA EDUCACIÓN PÚBLICA

Andrea Nathaly Cruz Ramírez
Organización Colombiana de Estudiantes – Cali.
Para dar cumplimiento a los mandatos de los organismos internacionales, especialmente los del FMI, como el de recortar los gastos fiscales del Estado Colombiano[i], los gobiernos neoliberales han hecho avances importantes en el recorte progresivo de la financiación estatal de la educación. Por esta razón, en el 2002 y en el 2007 se aprobaron severos recortes a los dineros que el Gobierno central transfiere a los entes territoriales (municipios y departamentos) para financiar, entre otros gastos, la educación. Por estas normas también se impuso la política de Ampliación de Cobertura, por la cual los entes territoriales contratan la educación de estudiantes en colegios privados con dineros públicos mediante la figura de “subsidios municipales”.
Este es el marco en el que el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, propone la construcción de las Ciudadelas Educativas, como parte integrante de las 21 mega-obras y que incluyen además la construcción de la Carretera Bicentenario, la cual crea un peaje dentro de la ciudad; los “CARIÑO”(Centro de Atención Integral al Niño), que reemplazaron la red pública hospitalaria transformando incluso hospitales que atendían niveles de complejidad 2 por “centros de salud” que ofrecen sólo atención en nivel 1 y únicamente a niños y adultos mayores.
Las Ciudadelas Educativas, además de ser construidas sin consulta previa a los caleños, a quienes sí se les seguirá cobrando para pagar vía impuestos la deuda que la Alcaldía adquirió con el Banco Interamericano de Desarrollo y las vigencias futuras, tienen como principio la privatización de la educación primaria, secundaria, media y técnica; pues detrás de la implementación de “modelos modernos de administración”, está la aplicación de esquemas gerenciales de eficiencia de los recursos públicos en manos de regentes particulares, quienes más allá de buscar la calidad en la educación, buscan el lucro particular.
Si todo se concreta según el decreto 2355 del 2009 y de acuerdo a lo expresado por el mismos burgomaestre, los partícipes de este nuevo negocio de la educación serán las Cajas de Compensación Familiar como Comfandi, o privados tradicionales en la ciudad con un importante capital como los hermanos Carvajal (Fundación Carvajal), incluso la Arquidiócesis de Cali, que hoy administra el Colegio Compartir en la comuna 21.
Ni la Alcaldía de Cali, ni el secretario de Educación, Miguel Castro Jurado, han desmentido los rumores de la entrega en concesión de la ciudadela Nuevo Latir, según ellos única que no sería concesionada. La Ciudadela Eustaquio Palacio será concesionada ¿A quién corresponderá la administración de esta mega-obra, que no corresponde sólo a un Mega Colegio sino a todo un complejo de servicios[ii]?
Hoy, con la adjudicación de la construcción de la Ciudadela Educativa Eustaquio Palacio – Juana de Caicedo y Cuero a SAINC. S.A, hay incertidumbres por parte de la comunidad educativa de la I.E Eustaquio Palacios y de la I.E Juana de Caicedo y Cuero, además de los vecinos de la comuna 19 a quienes les preocupa las consecuencias que traerá la construcción de la mega obra. Pero hay una claridad: hasta que no se respondan las preguntas de profesores, estudiantes, padres de familia y vecinos, el avance de la construcción del complejo de servicios será, sino ilegal, ilegítima.
Frente a esta nefasta política de entregar a particulares no sólo los recursos del Estado, sino la responsabilidad de formar a los niños y jóvenes, que son el futuro de la ciudad y el país, los estudiantes, profesores, padres de familia y los caleños en general no podemos guardar silencio; debemos rechazar la falta de claridad de la alcaldía frente a las mega-obras, la imposición del pago de ellas sin consultar y, en especial, la privatización de colegios construidos con dineros públicos. Hoy más que nunca cobra vigencia la consigna: La educación es un derecho, no una mercancía.
Esperamos que en las elecciones que se avecinan, la educación sea un tema central y que las Ciudadelas Educativas, y de las demás mega-obras, sean debatidas ampliamente y de cara a la ciudad.


[i] Un ejemplo de ello es el Acuerdo Stand By, firmado en el 2002 por Álvaro Uribe Vélez para disminuir el gasto fiscal y garantizar el pago de la deuda externa, acuerdo que hoy pretende institucionalizar Juan Manuel Santos con la Nueva ley de Sostenibilidad Fiscal.
[ii] Centro Integrado de servicios que contará con dos colegios (Juana de Caicedo y Cuero y Eustaquio Palacios), un Centro de Atención Zonal – CAZ (para la atención de usuarios de servicios públicos), un Centro de Atención Integral al Niño – CARIÑO, espacios de encuentro ciudadano (teatro, alamedas), biblioteca, estación de policía y varias infraestructuras que conectan con la estación del MIO, el MIO Cable y el Coliseo Evangelista Mora.

Related posts

1 Comment

  1. Pingback: CON LOS MEGA-COLEGIOS SE PRIVATIZA LA EDUCACI&O...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *