Agosto 18, 2017

En defensa de la Universidad Pública, rechacemos la elección antidemocrática del rector en la UdeA y el talante privatizador de los candidatos.

PRIVATIZACION

Con motivo de la designación de Rector de la Universidad de Antioquia, consideramos pertinente el debate sobre lo que significa la democracia y la participación en los órganos de gobierno al interior de las instituciones de educación superior. A raíz de la política educativa impuesta por la Ley 30/92 el Consejo Superior Universitario está compuesto por distintos sectores, que no representan a la comunidad universitaria, sino que, en su mayoría, hacen parte de entes ajenos o que participan de la mano de los gobiernos de turno a nivel regional y nacional. Los estamentos se quedan limitados al representante profesoral y estudiantil, este último ausente en el caso de la UdeA. Este panorama pone en tela de juicio el papel jugado por dicho consejo, puesto que su principal característica es la antidemocracia.
Sin duda alguna la Universidad de Antioquia ha sido el laboratorio en la aplicación de las políticas educativas gubernamentales que nos han llevado a la grave crisis por la que atraviesan las instituciones educativas públicas, profundizada durante el gobierno de Juan Manuel Santos, quien en sus intentos de privatización propuso una nefasta Reforma a la Ley 30 en el 2011, derrotada por el movimiento universitario organizado a través de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil. En el marco de su nuevo periodo presidencial, los ataques a la universidad no se han hecho esperar, con la creación de la Superintendencia de Educación Superior, violando el principio de Autonomía Universitaria, y el programa “Ser pilo paga” cuestionado desde múltiples sectores por no resolver los problemas de acceso y permanencia. Lo anterior se encuentra articulado al Acuerdo por lo Superior 2034, que contrario a promover soluciones frente al el déficit presupuestal y la gobernanza, sigue al pie de la letra las recomendaciones del Banco Mundial y la OCDE, de acuerdo al entramado de los TLC.
Este es el contexto en el que se desenvuelve la Universidad de Antioquia, dado que los recursos propios alcanzan el 55% del total del presupuesto y el 2015 inicia con un déficit presupuestal de aproximadamente 38 mil millones de pesos, situación a la que también contribuye el gobierno de “Antioquia la más educada” que ha incumplido con el giro de recursos, ahondando dicha problemática.
Por otro lado, los actuales candidatos a la rectoría, sin ninguna duda, tienen una misma propuesta personificada en siete aspirantes, puesto que ninguno de ellos tiene una posición crítica frente a los problemas que hoy enfrenta la educación superior y por el contrario plantean abiertamente su respaldo a la política educativa de Santos auspiciada por el Ministerio de Educación. En ese sentido estamos convencidos que sin importar cuál de los postulados sea designado como rector, los problemas al interior del Alma Mater se van a profundizar.
Hacemos un llamado, no solo al estamento estudiantil, sino a la comunidad universitaria en general, para que nos movilicemos en rechazo a las candidaturas a través del Voto en Blanco, en el entendido que ninguno de ellos representa los intereses de los estamentos, ni mucho menos han sido participes de los procesos en los que nos hemos ocupado de la defensa de la educación pública y de calidad, entendida como derecho fundamental. Esta herramienta nos permitirá manifestar nuestra inconformidad con dicho proceso de elección, con los candidatos y con la propuesta educativa y administrativa del gobierno nacional y departamental.
La Organización Colombiana de Estudiantes OCE invita al estudiantado a promover un debate a fondo sobre el tipo de universidad que el país requiere para su desarrollo, con gratuidad, calidad, bienestar universitario, autonomía y democracia, aspectos sistematicamente violentados en nuestra Alma Mater.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *