Diciembre 18, 2017

La MANE sabe lo que quiere y cómo lo quiere (Financiación)

Gonzalo Ramirez Bernal
Representante Estudiantil del Programa Licenciatura en Matematicas y Fisica de la Universidad del Valle

El pasado 1,2 y 3 de junio en la Universidad de Antioquia, los estudiantes colombianos en compañía de profesores, trabajadores y diversos sectores sociales y políticos, se reunieron en el plenario aprobatorio de la Ley Alternativa de Educación Superior, evento donde se cumple la palabra empeñada por la MANE: construir una Ley de educación que realmente cumpla con las expectativas de toda la población colombiana. En este plenario aprobatorio son claras y contundentes las exigentes que se le tiene que hacer al gobierno nacional respecto a quién y cómo tiene que SER EL FINANCIAMIENTO de la educación superior en Colombia, esto bajo el principio de la educación superior como un derecho fundamental siendo el Estado el responsable del financiamiento de la educación superior pública con recursos del presupuesto general de la nación.

La MANE busca con su propuesta que el presupuesto en las universidades públicas pase de 2,3 billones en el 2013 a 7,3 billones en el 2014 estos nuevos 5 billones de pesos para la educación superior pública van a estar dirigidos a sacar del atraso en el que cayeron estas universidades por el continuo desfinanciamiento por parte del estado, esto va amarrado a la actualización presupuestal de las universidades estatales, dentro de estos nuevos recursos está:
         El pago de la deuda que tiene el Estado con las universidades estatales, la cual proviene de los sobrecostos en los que tuvieron que incurrir las universidades estatales por decisiones legales que han aumentado el gasto en nómina.
         Cubrimiento del déficit en gastos recurrente y los no recurrentes: este déficit tiene origen en el incremento creciente que tiene los gastos de la universidad y el método de asignación de recursos que tiene la ley 30 1992 los cuales desconocían estos gastos crecientes. El déficit en gastos recurrentes hacen parte de la actualización a la base presupuestal y el déficit no recurrente contiene infraestructura y adecuación de la misma a las norma exigidas, tecnologías de la información entre otros, este déficit no entra en la base presupuestal de la universidad pero serán pagados por medio de un plan de inversión en un plazo de 3 a 5 años. 
         El pago de la deuda de los entes territoriales a las universidades estatales deberá ser asumido por el gobierno nacional.

Estos recursos van a garantizar la matricula cero en las universidades públicas en pregrado y progresivamente en postgrados siendo este uno de los factores principales que considera la MANE para la consecución de la gratuidad de la educación superior, la cual también debe de ir acompañada del aseguramiento de la calidad, generar condiciones de permanecía, bienestar y ampliación de cobertura pública.

Los recursos anteriormente mencionados serán para el primer año de entrada en vigencia de la ley pero teniendo en cuenta que según el SUE en el 2012 planteo que las universidades públicas requerían de 11.2 billones adicionales en su presupuesto para un buen funcionamiento, la MANE planea que se va a llegar a estos recursos progresivamente y propone que el presupuesto que anualmente el Estado le va a girar a las universidades públicas sea por medio del nuevo Sistema de instituciones Estatales de educación superior (SIES), este nunca podrá ser inferior al presupuesto entregado en el año anterior.

Para la MANE la inyección de estos nuevos recursos que llegaran al SIES, debe tener un método de distribución entre las universidades públicas regido por los siguientes criterios:

         Complejidad: El cual consiste en la necesidad presupuestal que requiere una universidad que tiene un muy buen desarrollo tanto en docente, cobertura, infraestructura, científico, entre otros. 
         Equidad: consiste en poner al día a las universidades que tiene un atraso debido a la desfinanciación que han sido sometidas, este atraso puede ser tanto en infraestructura, docentes, entre otros.
         Concentración: consiste en concentrar los aporte por parte del estado en las universidades publicas existentes, fortaleciendolas sin dispersar el presupuesto.

Al considerar la educación como un derecho fundamental, la MANE se opone rotundamente a volver a la educación una mercancía, por la tanto en la Ley Alternativa de Educación Superior se va a prohibir las universidades con ánimo de lucro.

La universidad privada tiene un papel importante ya que es esta, con sacrificios de algunas familias, la que ha recibido a los estudiantes que la universidad pública no ha podido recibir por escases en recursos, a estas universidades privadas se les debe poner un control para proteger a los estudiantes que por algún motivo deseen estudiar en ellas. Uno de esos controles es procurar que los costos de matrícula de los estudiantes estén sustentados en estudio de las necesidad y complejidades que de cada universidad, pero también considerando la capacidad económica que tienen  las familias colombianas.

Para la MANE, el ICETEX deberá ser una institución pública de orden nacional la cual no tendrá ánimo de lucro, todos los recursos del ICETEX provendrán de ingresos corrientes de la nación, al momento en que entre en vigencia la Ley Alternativa de Educación Superior todos los créditos vigentes a la fecha le serán eliminada la capitalización de intereses y se condonaran los préstamos que ya pagaron el capital inicial prestado, al igual que se suspenderán los cobros jurídicos que se encuentre en trámite y se reestructuraran los créditos. El ICETEX debe ser una herramienta de ayuda a las personas que deseen podrán conseguir un crédito para estudiar en el exterior o en una institución privada, este sera con tasa de interés corriente igual a cero. 

Este es un bosquejo de lo que propone la MANE en cuanto a la financiación de la educación superior y la distribución de los recursos, esta propuesta, de ser una realidad, sacara a las universidades de la profunda crisis por la cual atraviesa. La conquista de la nueva ley será tarea de todo el movimiento universitario que acompañado de la sociedad conseguirá con movilización masiva y civilista una educación gratuita, de calidad y al servicio de la nación colombiana.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *