Octubre 24, 2017

La Organización Colombiana de Estudiantes respalda la Jornada Nacional de Movilización del 19 de Marzo

índice

Ante la caída de los precios del petróleo, la devaluación del peso, agravada por un aumento inusitado de la deuda externa que ya supera los cien mil millones de dólares, un déficit comercial que alcanzó los seis mil millones de dólares sólo en el año 2014, un déficit en la balanza de pagos que escandaliza ante el mundo, una quiebra del sector agrícola e industrial que agrava las condiciones económicas de la población; y en fin, el panorama de ineluctable crisis económica que se cierne sobre el país, la respuesta del gobierno Santos no podía ser otra: la crisis económica producto del fracaso del modelo neoliberal la pagarán las mayorías.
 
Las medidas que se anuncian para paliar la crisis consisten en descargar todo el peso de ésta sobre las clases medias y populares. La síntesis de este recetario se encuentra en el Plan Nacional de Desarrollo, que se construyó a imagen y semejanza de las condiciones que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, ha puesto al gobierno para pertenecer al mal llamado “club de los países ricos”, organización que opera como la plataforma mediante la cual un puñado de potencias encabezadas por Estados Unidos, impone la política económica a buena parte de los países del mundo. Allí se plantean cuatro tipos de medidas para descargar la crisis sobre las mayorías: i) degradar aún más las condiciones laborales de los trabajadores bajo propuestas como imponer un salario mínimo diferencial para jóvenes, aumentar la edad de pensión de las mujeres y  congelar los salarios de los trabajadores del Estado; ii) más privatizaciones, no solo de empresas estatales como en el caso de ISAGEN, sino también de la educación pública mediante políticas como la de colegios en concesión y en convenio; iii) imponer recortes al gasto público, en particular a los derechos sociales, generalizando medidas como la implementación de Alianzas Público-Privadas para la construcción de infraestructura en los colegios; iv) finalmente, imponer más impuestos regresivos, como el aumento del IVA o la ampliación de su base gravable y modificar la fórmula de cálculo del avaluó catastral a fin de aumentar el impuesto predial.
 
Ante este panorama, la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, ha convocado a todas sus organizaciones sindicales afiliadas a una Gran Movilización Nacional este jueves 19 de marzo, asimismo los maestros agremiados en FECODE, han convocado a una nueva movilización nacional  para  exigir al gobierno  que atienda las justas peticiones de su pliego o entrarán en paro indefinido. Y la Unión Sindical Obrera, USO,  participarán en un cese de actividades de 24 horas para protestar por los recortes laborales en Ecopetrol y por la regresiva política petrolera del gobierno de Santos.
A este panorama de los trabajadores organizados sindicalmente, se le suma la necesidad de apoyar la justa protesta de camioneros y taxistas que reclaman contra los escandalozaos precios de los combustibles, los peajes, la bajas tarifas de carga y el ingreso de multinacionales a esta actividad económica.
 
La Organización Colombiana de Estudiantes, OCE, respalda esta jornada de movilización y rechaza la pretensión de descargar la crisis económica sobre las mayorías. Este apoyo se inscribe en nuestra lucha en defensa de la educación nacional, científica y democrática como condición necesaria para construir un país auténticamente soberano y democrático.

¡LA CRISIS ECONÓMICA NO LA PAGARÁ EL PUEBLO!
¡QUE LA PAGUEN QUIENES LA CAUSARON!
¡ABAJO EL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO!

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *