Octubre 24, 2017

REPRESA DEL QUIMBO

Camino a la privatización del río Magdalena

Organización Colombiana de Estudiantes / OCE – Universidad del Atlántico
En días pasados han informado varios medios de información sobre una serie de protestas llevadas a cabo en el Huila. En ellas han participado habitantes de la zona y estudiantes de la Universidad Surcolombiana, buscando detener el proyecto de construcción de una represa hidroeléctrica en El Quimbo, que supuestamente “resolverá” el problema de abastecimiento de energía en el país. La compañía encargada de la hidroeléctrica es la trasnacional Emgesa, que cuenta con el respaldo del presidente Juan Manuel Santos y del gobernador del Huila. Será desviado el río Magdalena para inundar 8.000 hectáreas de una región rica en pesca y agricultura, causando un desastroso impacto ambiental, social y económico.
El proyecto arrancó en el año 2009, cuando el Ministerio de Ambiente le concedió la licencia a la trasnacional. Tanto los habitantes como las organizaciones sociales opositores han tratado de frenarlo presentando argumentos suficientemente válidos acerca del daño que va a causar a los miles de habitantes desalojados de sus tierras. Pero como siempre, el oscuro y corrupto gobierno nunca escucha al pueblo y ha decidido seguir adelante con el proyecto, recurriendo incluso al Esmad y a la represión. Por tales razones, los habitantes del Huila y los estudiantes de la Universidad Surcolombiana han decidido entrar en estado de movilización con el fin de paralizar este adefesio.
Impacto ambiental
La represa hidroeléctrica de El Quimbo se propone desviar el cauce del río Magdalena por un túnel próximo a construir y someter a los habitantes de la zona a la privatización de una de las fuentes hídricas más importantes para el campesinado huilense y el país, además de quitarles sus tierras a medio millar de familias. Otro daño ambiental causado por el desvío del cauce es la inundación de cientos de hectáreas fértiles y cultivos agrícolas, que al causar un impacto ambiental también generan un impacto económico de carácter catastrófico en la economía campesina del sector, que incidirá además en la merma sustancial de los recursos pesqueros.
A esta iniciativa de los habitantes y universitarios de la zona se han unido ecologistas españoles, quienes también están en contra de la construcción de un proyecto que atenta claramente contra el medio ambiente. Las organizaciones de la península han enviado cartas de inconformismo con sentido de protesta a la sede principal de Emgesa en España, a la sede de Emgesa en Colombia y al presidente de Colombia por medio de la embajada española en nuestro país.
En los últimos días, el gobierno ha dado declaraciones (puedo apostar, equívocas), alegando haber cumplido con todos los preceptos de los derechos humanos, cuando se aprecia todo lo contrario en los videos de desalojo mostrados por los mismos manifestantes. Aduce además el gobierno que los manifestantes son un grupito de revoltosos de la Universidad Surcolombiana y que todos los habitantes están conformes con el proyecto. ¿Y los centenares de campesinos y pescadores que muestra el video de dónde salieron?
Mediante este comunicado queremos hacerles saber a los compañeros de la Universidad Surcolombiana, en especial a los miembros de la OCE en Huila y a los protestantes que tratan de organizarse en contra del proyecto en construcción, que desde la OCE Atlántico, ¡les apoyamos a que sigan adelante contra ese proyecto que causa un daño ambiental irreversible! y que no hay regalía suficiente que pueda comprar el medio ambiente!.
Redacción: Erni Stewart Ramos                                                                                                                 e-mail: ernisti_07@hotmail.com  
Miembro de GELCOT (Grupo de Estudio sobre Libre Comercio y TLC’s)

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *