Enero 18, 2018

El rector debe decidir si su papel es administrarle la crisis a Santos o aportar en su solución

CONSTANCIA DE LA REPRESENTACIÓN ESTUDIANTIL ANTE EL CONSEJO ACADÉMICO DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL

Bogotá 8 de febrero de 2013
Consejo Académico de la Universidad Nacional de Colombia
La Representación Estudiantil ante el Consejo Académico por Pregrado y por Posgrado, manifiesta su rechazo a los planes de marchitar los programas de becas de posgrado en la Universidad Nacional, así como el propósito manifiesto de la administración del Rector Ignacio Mantilla por aumentar los costos de matrícula en los posgrados de la Universidad.
Al respecto consideramos que es necesario un debate público, que involucre a los estudiantes y a las unidades académicas de cada una de las facultades, pues es evidente que los recortes propuestos a programas como el de “Becas de Estudiante Sobresaliente de Posgrado” y “Grado de Honor” son consecuencia del desfinanciamiento al cual ha sido sometida la Universidad Pública colombiana, durante los últimos Gobiernos y que terminan afectando gravemente su calidad.
Ante los hechos antes mencionados, dejamos constancia en primer lugar, de nuestro rechazo a este tipo de recortes que profundizan la crisis al interior de la Universidad Nacional, crisis en la cual los platos rotos son pagados por los estudiantes, profesores y trabajadores; en segundo lugar, consideramos imprescindible, que la rectoría de la Universidad Nacional defina cual es su papel, si se limita al de hacer el flaco favor al Gobierno de Juan Manuel Santos de administrar la grave crisis que afronta el alma mater, o si por el contrario su papel es el de ofrecer soluciones claras, estructurales y de cara a la comunidad universitaria. La posición de la rectoría de la Universidad Nacional es por lo menos contradictoria, pues por un lado el Sistema Universitario Estatal estima en 11 billones de pesos las necesidades de las universidades que deben ser garantizadas por parte del Estado, pero por otro lado, la exigencia de dichos recursos que constituyen un deber del Estado y un derecho de los colombianos, siempre se hace de manera pávida, eludiendo la responsabilidad que asiste a la rectoría en la defensa de la universidad nacional. 
Éste año será decisivo para el devenir de la educación superior en Colombia, por ello demandamos posiciones de defensa tanto de lo público, como de la principal universidad con que cuenta el pueblo colombiano por parte de cada uno de los miembros de la comunidad universitaria. Nadie puede servir a dos señores al mismo tiempo, y están claras las dos caras de la moneda: por un lado la del  Gobierno de Juan Manuel Santos cuya labor es profundizar la crisis, y por otro lado la de miles de estudiantes, profesores, trabajadores, padres y madres de familia así como la de miles de colombianos y colombianas que trabajan día a día en la defensa de la Universidad Pública colombiana, quienes de nuevo se movilizarán este 21 de marzo defendiendo la propuesta de la MANE de educación pública como sinónimo de gratuidad y calidad.
Finalmente, reiteramos nuestro rechazo a la política de desmonte de becas y de aumento de matriculas en posgrado y exigimos un debate amplio con la comunidad universitaria respecto a éste particular, exigimos además claridad del rector Ignacio Mantilla respecto a cuáles intereses defiende al interior de la universidad nacional, si son los de Juan Manuel Santos y su Ministra de Educación, o si son los de la comunidad universitaria.  
JOHAN PERDOMO
Representante Estudiantil ante el Consejo Académico por Pregrado
SERGIO FERNÁNDEZ
Representante Estudiantil ante el Consejo Académico por Posgrado
  

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *