Enero 18, 2018

[UniValle] BIENVENIDOS A UN SEMESTRE DE CONQUISTAS

Organización Colombiana de Estudiantes -OCE- UniValle – Sedes

Mientras las 32 universidades públicas del país se derrumban por falta de presupuesto para el funcionamiento y el desarrollo de infraestructura física y tecnológica, el gobierno nacional se desvive por complacer a las multinacionales, en especial a las de la gran minería, con ventajas jurídicas inigualables, que les representa la exoneración del pago de impuestos, la subcontratación de la fuerza laboral, así como la garantía de no tener que responder por los daños ambientales. Las sucesivas reformas promovidas desde el año 2003 que consisten en: deducción de impuestos por compra de activos fijos, exención de rentas y descuentos tributarios por programas de “responsabilidad social”, les representó a las compañías el año 2010 la suma de 1.8 billones de pesos en ganancias. Entre tanto a las universidades públicas del país le han reducido la asignación presupuestal, así, en 1993 el Estado transfería el 85% de los recursos para funcionamiento e inversión, mientras que para el año 2011 esta cifra es del 51%, la falta de recursos estatales lo están supliendo con venta de servicio, alzas en las matrículas y la reducción de costos mediante la indignante práctica de la subcontratación profesoral y de la planta administrativa, menores condiciones para la investigación y la extensión, así como la reducción de las garantías en materia de bienestar universitario.

La Universidad del Valle recibió este año 249 mil millones de pesos por parte del Estado, lo que representa el 64% de su presupuesto general (388 mil millones, vigencia 2012). No obstante, estos recursos no alcanzan para atender las necesidades de la docencia, la investigación, la extensión y la inversión. Sin embargo, son las sedes regionales las que sufren con mayor rigor la crisis financiera provocada por el abandono del Estado, para el año 2012, el presupuesto de las sedes regionales es de: 17 mil 935 millones, de los cuales sólo 13 mil millones de pesos son transferencias estatales, los restantes 4  mil millones son recursos propios de las sedes, esta cifra (13 mil millones) significa que el Estado  atiende al 37% de la población estudiantil de la Universidad del Valle (9.928 estudiantes en las sedes regionales) con el 5% del presupuesto que le transfiere a la institución. La inversión del Estado por cada estudiante de sedes regionales es de 1 millón 200 mil pesos al año.

La razón por la que la Universidad del Valle no puede asignar más presupuesto para el buen funcionamiento de las sedes regionales, es porque creó un sistema basado en la autofinanciación: se le transfirió a las familias la responsabilidad por los recursos para el funcionamiento de las sedes. Hasta el año 2005 el 95% de los recursos para el funcionamiento de las sedes regionales se obtenían por concepto de matrículas. Por presiones del movimiento estudiantil el gobierno departamental asumió la responsabilidad de destinar recursos de su presupuesto para la financiación de las sedes regionales, con ello se logró que las matrículas fuesen igual que en las sedes de Cali, no obstante, estos recursos no alcanzan para asegurar que las sedes regionales impartan educación de excelencia. Para resolver los problemas estructurales del sistema de sedes regionales, el Estado debe asumir la adecuada financiación, o que la institución recorte garantías en la sede central (Meléndez y San Fernando), como por ejemplo dejar de alimentar a cerca de 6 mil estudiantes diariamente, cerrar laboratorios, recortar la planta docente, recortar el servicio médico o dejar de pagar los servicios públicos y el mantenimiento del Jardín Botánico (Campus de Meléndez). Por supuesto que los estudiantes RECHAZAMOS cualquier medida que implique el recorte de garantías de unos estudiantes para extenderlas a otros, nuestra LUCHAMOS es porque el Estado asuma la plena financiación de las universidades públicas.

De igual manera RECHAZAMOS enfáticamente que el modelo de financiación se oriente a través de las alianza público-privado, mecanismos que indiscutiblemente mantiene el cordón umbilical de las sedes ligado a la empresa privada, situación vigente desde el mismo nacimiento del sistema de sedes. En las Juntas Directivas de las Fundaciones de Apoyo de las sedes regionales: cuerpos donde se toman decisiones de carácter administrativos, tienen asiento organizaciones como: las Cámaras de Comercio, Ingenios, la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura entre otros, organizaciones que influencian y promueven decisiones de naturaleza académica (léase la apertura de programas, especialmente tecnológicos). Esta práctica es reprochable porque limita el pleno ejercicio de la autonomía universitaria y la libertad de cátedra, principios fundamentales para que las ciencias, las humanidades y las artes avancen. Quien pone el dinero pone las condiciones.

El futuro de la universidad pública y por supuesto el de las sedes regionales depende de la acertado participación de los estudiantes, profesores y trabajadores en la tarea de conquistar una Nueva Ley de Educación que contemple la adecuada financiación de las universidades públicas del país, de tal forma que se garantice un cuerpo docente y administrativo nombrado, altamente calificado, con condiciones salariales y prestaciones acordes a la labor que desempeñan, con programas de formación docente en Colombia y el extranjero (Comisión de estudios), con programas de bienestar universitario que contribuyan al buen desarrollo de la vida universitaria, con recursos para el desarrollo de planta física (salones, bibliotecas, auditorios, escenarios deportivos etc.), y por supuesto que el quehacer universitario esté al servicio del desarrollo científico, tecnológico, económico, artístico y humanístico de la nación.

Entre tanto que avanza la política de privatización y mercantilización que estrangula financieramente a las universidades públicas, el movimiento estudiantil adelanta la construcción de una Nueva Ley de Educación Superior, avanza en la consolidación de la organización (Mesa Amplia Nacional Estudiantil –MANE), en tal medida es imperioso que los estudiantes de las sedes regionales se vinculen al proceso de construcción, que se articulen al desarrollo de la tarea de la conquista de una educación de excelencia.

La política social y económica aplicada desde hace más de 20 años y que el gobierno de Juan Manuel Santos profundiza, ha llevado al país por la vía de la privatización y la mercantilización  de los derechos fundamentales (educación, salud, vivienda, pensiones, servicios públicos etc.), así como el aniquilamiento del mercado interno, todo esto en favor de los intereses de los capitales extranjeros que hacen su agosto con las desventuras del pueblo colombiano. El estudiantado colombiano debe adquirir una conciencia de lucha por la soberanía nacional, condición indispensable para la conquista de los derechos democráticos. Labor que hoy está llevando a cabo la Mesa Amplia Nacional Estudiantil.

La Organización Colombiana de Estudiantes – OCE, le brinda una cordial bienvenida a los estudiantes, profesores y trabajadores de la Universidad del Valle, e invita a todas las formas de expresión política, cultural y académica existentes en la universidad para mantener la unidad del movimiento universitario, a continuar con la tarea de fortalecer los escenarios gremiales de los estamentos (profesores, trabajadores y estudiantes), así como los espacios amplios de coordinación de la movilización y la construcción programática: Mesa Amplias Locales. Igualmente, a los profesores de las sedes regionales el llamado para que se articulen al proceso de construcción programática, a la movilización, pero en especial para que definan con total autonomía la organización del profesorado, elemento sin el cual no podremos avanzar en la conquista de una universidad regional de excelencia, que garantice el adecuado ejercicio docente, la investigación y la extensión al servicio del desarrollo de la sociedad.

Finalmente hacemos un llamado a la comunidad universitaria a participar activamente en la próxima jornada de movilización nacional del día 5 de septiembre del presente año. Las calles son el escenario de conquista este semestre.
Organización Colombiana de Estudiantes – OCE
Valle del Cauca

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *