Enero 18, 2018

El redondo negocio de la educación virtual

Alejandro Rayran

Representante Estudiantil ante Consejo Directivo Universidad Externado de Colombia

El presidente Juan Manuel Santos y su ministra Gina Parody presentaron el pasado mes de agosto la política pública “Acuerdo por lo Superior 2034”, la cual no fue construida con la comunidad académica del país sino con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico OCDE. En este Acuerdo, en un acto de engaño, el Gobierno, ante el desfinanciamiento progresivo a las universidades públicas que llega a 12,5 billones, presenta la educación virtual como la última tendencia y una manera de solucionar el problema de falta de acceso de los jóvenes a la educación superior, cuando en realidad lo que esta asegurando es un negocio redondo para las transnacionales de la educación, sacrificando la calidad educativa del país.

Aprovechando el TLC con Estados Unidos, universidades norteamericanas han expresado su interés de ingresar a Colombia para ganarse el negocio de los MOOCS1, Massive Open Online Courses, o educación virtual, el cual es catalogado como otro Silicon Valley; una mina de oro pero con la educación. Y es que el negocio es tan fructífero que según Coursera, plataforma que ofrece cursos en todo el mundo, para 2012 el capital que obtuvieron fue de 22 millones de dólares y para 2013 llegó a 43 millones de dólares, casi al doble2. Universidades como Oxford y Cambridge son reticentes a este tipo de educación virtual porque dudan de la calidad de la educación a través de los MOOCS, además de que no permite evaluar integralmente el nivel del estudiante y no hay un verdadero acompañamiento al proceso de aprendizaje; razones suficientes por las que no se han unido a este negocio.

Ahora bien, en Colombia, el gobierno Santos quiere implementar el negocio de la educación virtual con el pretexto de resolver el problema de la deserción de los estudiantes, expresado en una cobertura en educación superior, que según el Ministerio de Educación es inferior al 50%, con tasas de deserción que oscilan también en el 50%; pero en realidad, con esta política educativa se pretende generar nuevos nichos de negocios para el capital financiero a través de empresas extranjeras que prestan el servicio de educación virtual.

Estas empresas pueden generar su negocio en Colombia gracias al TLC con los Estados Unidos y sus cláusulas de trato nacional, acceso a mercados, supresión de requisitos de desempeño y la expropiación indirecta, los cuales obliga al Estado colombiano a dar trato igualitario a las multinacionales de educación con respecto a las universidades del país, no limitar el número de proveedores de servicios, no imponer ciertos requisitos como la alta calidad en la educación y obliga a, que si por alguna decisión del Estado afecta las

expectativas de ganancias de estas multinacionales de la educación, seamos todos los colombianos que debamos pagarles una indemnización4. Luego, estas empresas tienen garantizado el nicho de negocio, como su capital invertido y ganancias obtenidas por el mismo.

Lo anterior se implementará, además, con el lineamiento 17 del Acuerdo por lo Superior 2034 al afirmar que el gobierno debe “Definir políticas para evaluar la calidad en el marco de la diversidad de programas e instituciones, como es el caso de la educación virtual, a distancia, los programas técnicos y tecnológicos y los ofrecidos en alianzas interinstitucionales o internacionales”. De esta manera se asegura el ingreso de las multinacionales de la educación virtual al país, cuyo fin es la obtención de ganancias.

La implementación de este negocio se viene consolidando de manera acelerada, ejemplo de ello es lo descrito por el diario El Espectador el pasado 26 de octubre en su articulo “Conectados con el mundo”, en donde menciona que para 2015 Colombia tendrá la primera zona franca educativa en Latinoamérica, con una inversión de 25 millones de dólares y contará con 13 estudios de televisión5 para así transmitir educación virtual.

Con el ingreso de estas corporaciones extranjeras de educación virtual con ánimo de lucro, se afecta la calidad de la educación perjudicando al conjunto de la sociedad por lo menos en tres aspectos: en primer lugar, estas universidades vienen al país a competir por la obtención de rentas públicas provenientes de incentivos estatales a la demanda educativa, principalmente por medio de los créditos del Icetex, dicho mecanismo de financiación se privilegia por encima de la financiación a la oferta educativa pública, condenando a la Universidad Pública a la quiebra y a las familias al endeudamiento; en segundo lugar, estas multinacionales de la educación superior, tienen como propósito fundamental la obtención de ganancias, de manera que tal como sucede con el sistema salud del país en donde las EPS sacrifican medicamentos y tratamientos para obtener mayores rentas, en la educación con ánimo de lucro se sacrifica la calidad, la autonomía universitaria y las garantías laborales para dicho fin; por último, las multinacionales norteamericanas que vendrán al país a disfrutar del negocio educativo a costa de los recursos del Estado y las familias colombianas, serán prácticamente intocables a la luz de las obligaciones contraídas por Colombia en el marco del capítulo de Inversiones del TLC con EEUU, perpetuando así un modelo educativo de baja calidad, que además, reproduce las desigualdades sociales. Vale la pena mencionar que en Colombia el grupo Whitney Universisty System ya ha comprado tres universidades privadas.

Constituye una tarea inaplazable para los estudiantes, profesores, trabajadores y directivos de universidades públicas y privadas comprometidos con la defensa de la educación como derecho, así como de los sectores nacionales y democráticos, retomar el camino de la movilización social en el marco de la resistencia civil y la organización, a fin de derrotar la política educativa de Santos y Parody.

Que 2015 sea un año de avance para la lucha por educación pública, gratuita y de alta calidad.

Nota: La tecnología en la educación transciende de la educación virtual. Ese componente se debe reflejar en una fuerte industria nacional que produzca este tipo de herramientas, inserción de dispositivos tecnológicos dentro de las aulas y su aplicación para el desarrollo del país.

1 http://www.elespectador.com/noticias/educacion/cinco-plataformas-estudiar-linea-articulo-505732
2 http://www.economist.com/news/business/21582001-army-new-online-courses-scaring-wits-out-traditional-universities-can-they
3 Ibíd.
4 http://universidad.edu.co/index.php?option=com_content&view=article&id=2060:animo-de-lucro-adecuacion-al-tlc&catid=36:ensayos-acadcos&Itemid=81
5 Mahecha, J. (2014, 26 de octubre), “El auge de la educación polimodal. Conectados con el mundo”, en El Espectador, Bogotá, p. 56.

Diciembre 12 El Tiempo C

Related posts

2 Comments

  1. JUAN MANUEL RAMIREZ

    NO ENTIENDO COMO EL MINISTERIO D EDUCACIÓN ACEPTA GRADOS Y TÍTULOS
    DE ESSTUDIANTES QUE APRUEBAN PRESENTANDO EXÁMENES VIRTUALES SIN CONTROL

    Reply
  2. nancy

    Esto es una muestra del final de los tiempos…. Todos sumidos en la ignorancia social… hombres engañadores, mentirosos, avaros, que muestran piedad, pero no saben que es. Amadores de lo malo,,, que usan la paabra de verdad para engañar y ser emgañados.
    Dios tenga misericordia de todos nosotros.

    Reply

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *